Vienen con alas… 🇪🇸

Para volar  muy alto, para volar muy lejos, para volar su vuelo.

Vienen con alas: con alas y un pan bajo el brazo. Alas como de ángeles, alas  de halcón

Tus alas no son sus alas, sus sueños no son tus sueños. Los entiendas o no, son sus sueños.

Y que ellos los entiendan o no, son tus sueños.

Vienen con alas, con alas diminutas que aún no pueden volar: vienen y los acompañas en el principio de su vuelo.

Le ofreces lo mejor de ti, y los proteges en los días de tormenta. Sin que se note demasiado, los vigilas, ya que hay peligros en este lindo mundo.

Sientes miedo, miedo a que sufran, miedo a que lloren. A veces quieres llevarlos a cuestas, volar tú por ellos hacia un nido cálido, un nido seguro.

A veces quieres llorar tú, para que no lloren ellos. A veces lloras a escondidas, para que no te vean.

Confía, por favor, confía en la fuerza de sus alas. Regálales confianza y volarán más allá de la muerte, más allá del miedo, más allá de las derrotas.

Sólo le pertenece a ellos lo que es de ellos. Sólo les pertenecen a ellos sus lágrimas y sus risas. Sólo a ellos les corresponde decidir su vida.

Sólo a ti te corresponde la alegría de haberles acompañado cuando sus alas no volaban aún, de contarles cuentos al anochecer, cogidos de la mano. Sólo a ti te corresponde la paz que sientes al decirte «misión cumplida, mira lo alto que vuelan».

Y al pensarlo soy feliz, y siento que mis alas aún tienen fuerzas, que aún puedo volar. Y volaré más allá del infinito, más allá de toda duda. Volaré, volaré, volaré.

Y mientras vuelo hacia lo desconocido, no dejo de sonreír, pensando en lo alto que vuelan ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close