Los herederos 🇪🇸

Quiero compartir contigo unos pensamientos que he tenido en estos días. Son unos pensamientos que se han originado en la tristeza de ver como la sierra de Mijas ha estado ardiendo.

Sin embargo, no son pensamientos pesimistas: pese a la rabia y la impotencia que yo también siento contemplando el daño que pueden hacer unos desalmados, yo no pierdo la esperanza y, «tuneando» refrán, afirmo que «mientras hay esperanza, hay vida».

Tal vez tú también  conozcas una leyenda de la cultura Guaraní (Paraguay).

Leyenda del colibrí

Un día tubo lugar un enorme incendio, un incendio terrible en la selva y todos los animales huían despavoridos.

Cuentan que, de pronto, el jaguar vio pasar sobre su cabeza al colibrí… en dirección contraria: se dirigia hacia el fuego.

El jaguar se quedó sorprendido, con todo no se detuvo. Al poco tiempo, lo vio pasar de nuevo, esta vez en su misma dirección.

Observó este ir y venir repetidas veces, hasta que decidió preguntar al pajarillo los motivos de un comportamiento tán estrafalario:

—¿Qué haces colibrí?, — preguntó.

—Voy al lago, —respondió el pájaro — allí tomo agua con mi pico y la echo en el fuego para apagar el incendio.

El jaguar se sonrió. —¿Estás loco? —le dijo—. ¿Acaso esperas conseguir apagarlo con tu pequeño pico tú sólo?

—No, yo sé que solo no puedo, sin embargo esta foresta es mi hogar… Me alimenta, me da cobijo a mí y a mi familia; me siento agradecido por eso, y le ayudo a crecer polinizando sus flores. Yo soy parte de este bosque y él es parte de mí. Yo sé que solo no puedo apagarlo, pero tengo que hacer mi parte.

— Así que yo hago mi parte… – contestó el pajarito, marchándose por más agua al lago.

Un versión de esta leyenda añade: “En este momento, los espíritus de la selva que escucharon al colibrí, se sintieron conmovidos por la pequeña ave y su devoción hacia el bosque y pidieron a Dios que enviara lluvia y se hizo el milagro, cayó una lluvia tan generosa que terminó con el incendio”.

Al principio de este artículo, afirmaba que la mia no iba a ser una reflexión pesimista.

No soy pesimista, porque a diario veo que en mundo hay más bien que mal, pese a que el mal se encargue de ocupar las primeras páginas de los periódicos

Doy las gracias a los pequeños colibries que arriman el hombro y ayudan,  simplemente porque está en su naturaleza.

No buscan recompensas, y dan más de lo que pueden: y con su parte siempre podemos contar.

Estos pequeños pajaros no recriminan ni buscan culpables: sólo hacen su parte, su inmensa pequeña parte.

A veces piensan tirar la toalla, pero no la tiran, sienten que les faltan fuerzas pero las encuentran, están tristes pero saben sonreír.

Insignificantes pájaros con alas de ángel y corazón león, surcan el cielo de la esperanza y del amor .

Son pájaros hermosos, y sin embargo a menudo se disfrazan para pasar desapercibidos, ya que son humildes.

Parecen enfermeras, maestras, obreros, conductores de autobús, abogados, trabajadoras sociales, psicólogos, fontaneros, pero son pequeños colibries.

Así es: son colibries, y se lo notas en seguida por su forma de mirarte, de tratarte, de ser.

Si también en el fondo de tu alma se oculta un colibrí, déjale salir y te sentirás   mejor.

No tengas miedo, alma de colibrí, no temas: sé luz, para vencer las tinieblas.

Cada vez veo más colibries en este mundo: los medios no hablan de ellos, pero su número va creciendo día tras día.

A estos colibries yo les llamo «los herederos», porque aunque no lo sepan,  herederán el mundo. Gracias, gracias y gracias.

6 thoughts on “Los herederos 🇪🇸

  1. Saquemos el colibrí que todos llevamos dentro.
    Es necesario tener la información y actuar.
    Cada uno de nosotros debemos ayudar para frenar el cambio climático que ya se ha convertido en una emergencia.
    Para ser un buen ciudadano hay que ser buena persona. El mundo está lleno de gente maravillosa.

  2. Cada uno de nosotros somos colibris,es tanta verdad,hay que regalar sonrisas,aún en la tristeza,y ayudarnos entre todos,poner nuestro granito de arena,no importa lo grande que sea,lo importante es ser uno mismo,y seguir los valores que tenemos,en definitiva,vivir y ayudar a vivir.Precioso Carlo son tan necesarias estas palabras,no todos se paran a pensarlo….
    Gracias por ser y estar…siempre eres un colibri único!!! 🤗♥

    1. Gracias Rosa por tu apoyo y sensibilidad

  3. Un pequeño gesto, una pequeña acción.
    Tiro una botella de vidrio en el campo, un día frío y lluvioso de primavera, a su alrededor crece la muerte en su forma más natural , todo tipo de plantas que esperan el verano para teñirse de rubio.
    Antes de la llegada del verano una gran cantidad y variedad de insectos habrán hecho su recorrido vital y dar un paseo por esas arboledas te hará disfrutar de verlos, incluso de sentir su incomodidad, pero el revolotear de las mariposas con sus vestidos de colores entre arboledas y el verde que viste el suelo, te hace sentir bien.
    Días antes saliste a pasear, te equivocaste de día se nublo y comenzó la lluvia, con las prisas lanzaste inconsciente una botella que ya no te servia. Volviste a salir y al paso por el mismo lugar entre las plantas viste el brillo del cristal, seguiste tu camino sin más, disfrutando del paisaje de su vida , después un día de verano paseas por ese lugar, estaba lleno de vida, ahora te rodea una masa negruzca lo que antes fueron arboledas, la muerte en su máxima expresión, al pisar fuerte sobre el suelo ves elevarse las cenizas y como revolotean a tu alrededor, recuerdas esa picazón del mosquito de días anteriores, ya no están, los trozos más grandes de esas cenizas te recuerdan esas mariposas, que ya no están, y en ese momento maldices a aquel que ha ocasionado está barbaridad.
    Un pequeño gesto y una pequeña acción puede resolver una gran depresión.

    1. Gracias por compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close