El Baile de Máscaras 🇪🇸 (ES)

El Baile de Máscaras – Cuento de Carlo De Amicis

«Háblame del amor», dijo a su padre el pequeño Matías, abrazando un peluche que tenía en su almohada.

el baile de mascaras

«Te contaré un cuento – contestó el padre -, el cuento del Baile de Máscaras.»

El Baile de Máscaras.

«Luis y Marisa se conocieron en un Baile de máscaras -empezó el padre -. Ella iba disfrazada de Blancanieves y él de principe.

Sus disfraces eran tan logrados, que Cupido hizo que se enamoraran a primera vista: un auténtico flechazo.

El Baile de Mascaras

Bailaron juntos toda la noche, y fue fantástico. Después, cada uno se fue a su casa, pero previamente intercambiaron sus respectivos móviles y más de un beso cargado de pasión.

Quedaron para cenar juntos al día siguiente, en un restaurante muy exclusivo de la ciudad.

Ninguno de los dos pudo cerrar ojo aquella noche, por los nervios y por las dichosas mariposas revoloteando en sus estómagos.

Al día siguiente, Luis fue a una tienda de lujo, para comprarse un traje de Dulce e Gabbana super elegante. Luis era un trabajador con un sueldo normal y corriente, pero por la ocasión decidió tirar de sus ahorros.

Tampoco Marisa era una mujer de mucho dinero, pero aquel día se gastó todo lo que tenía para comprar un hermoso traje de Agatha Ruiz de la Prada y fue a la mejor peluquería de la ciudad.

Media hora antes de la hora convenida, ambos estaban en la puerta de aquel restaurante.

Estaban nerviosos, emocionados y guapísimos. Allí estaban los dos, una al lado del otro; miraban al reloj nerviosamente.

Se miraron durante un segundo, sin reconocerse. El príncipe no aparecía, ni tampoco la Blancanieves.

Allí una al lado del otro esperaban, sin verse: al principio ilusionados y expectantes, después temorosos, después defraudados y tristes.

Una hora después los vieron alejarse los dos, ella hacia la derecha, él hacia la izquierda. Lloraban, lloraban desconsoladamente.»

«Me parece un cuento un poco triste – dijo Matías – ¿el amor es algo triste?»

-«No es el amor a ser triste, hijito, el amor es alegria y gozo; lo que es triste es una historia de amor donde aparentamos ser lo que no somos. Eso si que es muy triste, Matías. Y ahora duerme»

«Buenas noches papuchi»

«Buenas noche Matias – contestó dándole un beso y apagando la luz – que sueñes con los angelitos «.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close