Memorias de lo intrascendente

MEMORIAS DE LO INTRASCENDENTE –

A veces regresan a mi mente: son caras, escenas, conversaciones intrascendentes entre desconocidos, escuchadas en un viaje en tren, mientras leía un libro.

Memorias de lo intrascendente

Son caras aparentemente anónimas y sonrisas que han capturado mi atención en un momento dado, sin un por qué, sin una razón. Son perros abandonados que se han cruzado en mi camino y por los que has sentido el deseo de protegerlos, sin después hacerlo.

Es una excursión con la parroquia en mi infancia, un partido de fútbol con amigos.

Son recuerdos banales, como un desayuno de un día cualquiera.

Amanecer

Son un «te quiero» un «qué buena película», un «falta poco para llegar».

Raros recuerdos, sin importancia, cosas que podría borrar del disco duro de mi mente , para liberar espacio, y que, sin embargo, allí siguen, sin un motivo.

Es normal que me acuerde de los momentos clave de mi vida (los «Momentos Me lo Quedo» los llama una querida amiga mía), pero acordarme de momentos sin pena ni gloria como estos, resultaba más extraño.

Y, sin embargo, regresan cada vez más a menudo a mi mente, como fantasmas benévolos, trayendo un mensaje que me ha costado descifrar.

– «¿Por qué regresáis ahora, fantasmas anónimos de un pasado olvidado? ¿Qué queréis decirme?»

Esto me preguntaba, una y otra vez, hasta que poco a poco, de algún lugar escondido de mi alma, resonaron estas palabras mudas.

– «¿En serio no entiendes, Carlo? Llevamos tiempo observando que, por debajo de tu habitual alegría, se oculta cierta tristeza. Sabemos que el pasar de los años te asusta, te das cuenta de que los años que te quedan por vivir son menos (posiblemente muchos menos) de los que ya has vivido. A pesar de los muchos «Momentos Me lo Quedo» que has vivido, pareces lamentar aquellos momentos que nunca llegaron o se apagaron antes de lo que hubieses deseado»

«Sabemos que te entristecen los momentos banales de tu vida diaria. Te parecen, mejor dicho te parecemos, momentos inútiles, momentos desaprovechados y sin sentido».

‘Abre los ojos Carlo, no es así y por eso volvemos a visitarte. Somos momentos valiosos de tu vida, momentos pequeños, pero necesarios para convertirte en tí mismo, para que llegaras a ‘ser’. «.

«Eres la suma de todos nosotros, la suma de los momentos intrascendentes».

«¿Sabes, Carlo? Si incluso uno sólo de estos recuerdos no hubiera existido, serías un Carlo distinto, un Carlo menos hermoso. No olvides que todo alud ha sido una pequeña bola de nieve».

«Por esto estamos aquí, Carlo: para que comprendas que nada le falta ni le sobra a tu vida. Acéptala y ámala, y recuerda: ninguna gota de agua le sobra al océano, Carlo, ninguna».

4 thoughts on “Memorias de lo intrascendente

  1. Buena reflexión y es así ,somos un cúmulo de pequeños momentos , nunca iguales y siempre quiero pensar mejorados , gracias a ellos .
    Los “ Meloquedo” marcan nuestros picos de felicidad , pero los otros llenan nuestros días de belleza y sin saberlo dan sentido a nuestros días … esa carcajada espontánea , esa mirada linda , esas hermosas olas libres e impasibles y Siempre bellas …. La Vida Es Bella .

  2. Los recuerdos y la memoria vienen sin llamarlos y forman parte de nuestro recorrido en vivencias que captan nuestros sentidos. Los que creemos menos importantes son los que nos conectan con todo nuestro ser. Un abrazo Carlo. Pedro G.G.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close